Salsa de tomate en microondas: más fácil, rápido, limpio y económico

Salsa de tomate en microondas
Compártelo en:

Tras la entrada anterior (¿El tomate perfecto?: mejor en lata que fresco), en la que os contaba las enormes ventajas que tiene cocinar con tomate natural en lata en lugar de con tomate fresco, hoy os traigo un claro ejemplo práctico de ello. Vamos a hacer una rica salsa de tomate en el microondas utilizando tomate natural en lata. Será más fácil, más rápido (solo 10 minutos), más limpio y más económico.


Salsa de tomate: mejor con tomate natural en lata.

La salsa de tomate es el mejor ejemplo de elaboración en la que utilizar tomates frescos no aporta ninguna ventaja. Muy al contrario, las desventajas son numerosas frente a utilizar tomate natural en lata.

En lo que se refiere a su uso en la cocina, el tomate fresco requiere muchas más operaciones: lavar, pelar y quitar las semillas (en algunos casos, como cuando el tomate está muy duro o a algún comensal no le gusta encontrárselas), trocear, cocer durante al menos 30 minutos, triturar, limpiar todo lo que hemos manchado… En fin, aunque sea una salsa básica y sencilla, también requiere su tiempo de preparación, de elaboración y de limpieza de los utensilios utilizados.

Sin embargo, con el tomate natural en lata no es necesaria ninguna operación aparte de abrir la lata, porque ya viene listo para su uso directo. Además, viene pelado, despepitado y tampoco hará falta triturarlo después si empleamos tomate ya triturado. El trabajo se reduce drásticamente y no habremos manchado prácticamente nada.

Aparte de su comodidad en la cocina, recordemos que el tomate natural en lata, concretamente el triturado clase extra, tiene un sinfín de otras ventajas frente al tomate fresco (¿El tomate perfecto?: mejor en lata que fresco), y, todo ello, con un excelente sabor, un precio muy inferior e igual de sano.

Además, si hacemos la salsa en el microondas, disfrutaremos de un montón de ventajas adicionales…


Salsa de tomate en el microondas: aún más ventajas.

Aparte de las ventajas de utilizar tomate natural en lata, hay que añadir las siguientes ventajas de esta salsa de tomate elaborada en el microondas frente a la salsa de tomate elaborada de forma tradicional…


Ventaja 1. Ahorro de tiempo y trabajo.

En primer lugar, nos ahorraremos un montón de tiempo, no solo porque el cocinado del tomate en el microondas requiere mucho menos tiempo que en una cazuela, sino también porque es menor el tiempo necesario para dorar los ajos o pochar la cebolla.

Además, no tenemos que permanecer atentos a la cazuela y removiendo constantemente para evitar que el tomate se pegue o se queme. Solo hay que poner en marcha el microondas y cero preocupaciones hasta que acabe el tiempo.

En total, el tiempo a invertir en la elaboración de esta salsa de tomate es de solo 10 minutos, muy inferior al que requiere la forma tradicional.


Ventaja 2. Menos calorías.

Cocinar el tomate en el microondas requiere una menor cantidad de aceite, por lo que el aporte calórico de esta salsa de tomate es muy inferior. Además, será más ligera y digestiva.


Ventaja 3. Mayor limpieza.

Como la cocción en el microondas es más rápida que en la forma tradicional y no es necesario destapar para vigilar el cocinado, no se producirá pérdida de agua del tomate por evaporación, por lo que no habrá vapores ni salpicaduras. Si a esto unimos el uso de tomate triturado en lata en lugar de tomate fresco, no habremos manchado prácticamente nada, ni para manipular el tomate, ni para cocinarlo.


Ventaja 4. Mayor sabor, menos sal.

El microondas potencia los sabores porque los alimentos se cocinan en su propio jugo y no hay pérdida de nutrientes ni aromas. De esta forma, no es necesario añadir tanta sal a las elaboraciones, con lo que esta salsa de tomate es aún más sana.


Ventaja 5. Mayor ahorro.

Dado que en tan solo 10 minutos tendremos lista esta maravillosa salsa, el ahorro de energía será considerable. Si a esto sumamos que el tomate natural en lata es mucho más barato y con un rendimiento muy superior al fresco (es prácticamente imperecedero frente al tomate fresco y se aprovecha el 100%), el ahorro se multiplica. Podemos encontrar el kilogramo de tomate triturado en lata de categoría extra desde solo 0,95 €.


La receta…

En definitiva, esta salsa de tomate en el microondas no puede ser más fetén: por sabor, por rapidez, por ahorro, por limpieza, por comodidad y por salud.

Vamos sin más con la receta…


Espero que os guste y que sigáis leyendo mis entradas nuevas y las ya publicadas. Recordad que podéis contactarme a través de los comentarios y suscribiros para recibir puntualmente las nuevas entradas. También podéis seguirme en las redes sociales (Facebook, Twitter y YouTube).

Salsa de tomate en el microondas
Ingredientes de la salsa de tomate en el microondas.
Imprimir
5 de 1 voto

Salsa de tomate en el microondas

Salsa de tomate en microondas
Preparación5 minutos
Cocción10 minutos
Tiempo total15 minutos
Nº de raciones: 4 (600 g)
Coste por ración: 0,32 (2,11 €/kg)
Autor: Rubén Durán

Ingredientes:

  • 1 lata de 800 g de tomate natural triturado clase extra
  • 3 dientes de ajo pelados y picados
  • 1/2 cebolla pelada y picada
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 hoja de laurel lavada
  • 3 puntas de sal
  • 1 punta o 5 vueltas de molinillo de pimienta blanca
  • Azúcar o media zanahoria rallada (opcional; ver nota 6)
  • Especias (opcional; ver nota 5)

Elaboración:

  • En un recipiente apto para microondas (de vidrio o silicona), verter el aceite y añadir el ajo picado. Mezclar bien para que el ajo se impregne totalmente con el aceite. Introducir sin tapar en el microondas a 800 W (ver nota 3) durante 1 minuto y 30 segundos. Tras ese tiempo, el ajo debería estar dorado, pero, si no fuera así, cocinar nuevamente en fracciones de 20 segundos hasta que se dore.
  • Añadir la cebolla picada y mezclar bien para que se impregne con el aceite. Tapar con una tapadera apta para microondas o con un plato y cocinar en el microondas durante 3 minutos a 800 W (ver notas 4 y 6).
  • Tamizar el tomate con un colador de malla fina para quitar parte del agua. Quitar la cantidad que cada uno desee, en función de si se quiere una salsa más o menos espesa. También se puede retirar toda el agua y añadir al final la cantidad adecuada en función de cómo de espesa vaya quedando la salsa al triturarla en pasos posteriores.
  • Agregar al ajo y la cebolla la pulpa del tomate, el laurel, la sal y la pimienta, y remover bien. Tapar y cocinar en el microondas durante 6 minutos a 800 W (ver nota 5).
  • Retirar la hoja de laurel y triturar con la batidora (ver notas 4 y 6).

Notas:

1. 1 «cucharada» equivale a 15 ml (1 cuchara sopera).
2. 1 «punta» equivale a 1 cuchara de café o moca.
3. Es importante respetar la potencia numérica que se indica en la receta, 800 W; esta suele ser la potencia máxima de un microondas convencional, pero no siempre es así. Recordad que en la entrada Lo imprescindible para cocinar: el microondas os explico su funcionamiento y la selección de potencias en el caso de tener un microondas analógico.
4. Se puede omitir el triturado si os gusta la salsa de tomate con tropezones. También se debe omitir si no os gusta el color anaranjado que adquiere la salsa y preferís que sea más roja: el rojo del tomate no se verá atenuado con la cebolla y el ajo triturados. Y si no os gustan los tropezones ni el color anaranjado, triturar la cebolla y el ajo antes de añadir el tomate (es decir, tras el paso 2; esto evita que el aire incorporado al triturar oxide en exceso el tomate, manteniendo así su color rojizo). En cualquier caso, el sabor de la salsa no va a variar.
5. Se puede aromatizar la salsa con las especias que más nos gusten, por ejemplo, orégano, tomillo, albahaca, etc., sin más que añadirlas en el paso 4.
6. Tras elaborar la salsa, podéis probar la acidez y añadir azúcar al gusto, removiendo bien para que se disuelva por completo. Personalmente, yo omito este paso; me gusta la salsa tal y como está y evito ingerir azúcares. Una alternativa al azúcar es añadir media zanahoria rallada junto con la cebolla en el paso 2.
7. El líquido que obtenemos de tamizar el tomate es también parte del mismo (no lleva agua añadida) y se puede guardar en un táper en la nevera o en el congelador y aprovecharla para otras elaboraciones, como, por ejemplo, un arroz, un potaje o un guiso.
8. Es posible elaborar mayor cantidad de salsa en un solo cocinado usando, por ejemplo, 3 latas de tomate e incrementando el resto de ingredientes proporcionalmente o no. La salsa de tomate se conserva muy bien en la nevera o en el congelador y es muy socorrida en múltiples platos.
Volver a inicio.

Compártelo en:

2 comentarios en “Salsa de tomate en microondas: más fácil, rápido, limpio y económico”

  1. Por eso me gusta ver las publicaciones en los dos sitios.
    Ahora ya se que hacer con el sobrante del tomate cuando se tamiza.
    Gracias!

    1. 5 stars
      ¡Gracias a vosotros! Sí, los vídeos de YouTube muestran los pasos esenciales para elaborar cada receta, pero las entradas y las recetas imprimibles del blog tienen un montón de consejos y trucos adicionales que no os cuento en los vídeos para no alargarlos demasiado. Me alegro de que os sean útiles. ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating




SUSCRÍBETE

No recibirás publicidad, solo las nuevas entradas